martes, 14 de julio de 2020

Arista Innominata al Mont Blanc, 1000m MD-


Talo en la Arista Innominata al Mont Blanc

Al finalizar el viaje con el PROTAL a los Alpes disponía aún de unos días para quedarme en los Alpes y aprovechar las buenas condiciones... Había coincidido con Talo que fue miembro del primer PROTAL en alguna barbacoa que hicimos durante la primera semana de Julio. Talo había intentado la vía hace un par de años pero se tuvo que bajar por malas condiciones, así que la Innominata era un buen objetivo para unirnos de nuevo con la cuerda.
Talo y Pablo en la plaza de Chamonix
Nos instalamos en casa de mi gran amigo Pablo Herráez y estuvimos un par de día de lujo, preparando todo, descansando y comiendo bien. Además con Pablete todo va rodado... la estrategia a seguir era cruzar el tunel y subir el lunes de madrugada para atravesar todo el glaciar al amanecer, llegar al vivac de Ecles por la mañana, descansar todo el dia y salir de madrugada el martes para llegar a la cima del Mont Blanc por la mañana y llegar a coger el tren de vuelta a Chamonix. El miércoles de vuelta a Madrid. Herráez se levantó con nosotros a la 1am y nos llevó al camping de Val veny. También damos las gracias a Michel y Errekalde que habían hecho la vía unas semana antes y nos pasaron sus tracks, aunque los usamos poco porque la huella y condiciones en que encontramos la vía eran muy buenas y tuvimos buena visibilidad.

Rober nos invitó a una bbq el dia de antes... gasolina!!!
El viernes empezamos a nadar antes de las 2am, pasamos por el refugio de Monzino de noche y continuamos hasta que llegamos a pisar el glaciar y ya se empieza a ver sin los frontales. Vamos a un ritmo tranquilo para echar unas 7h en los 2.300m de desnivel positivo que se hace para llegar al vivac de Ecles.
Talo aproximando al vivac de Ecles

Talo aproximando al vivac de Ecles

Talo aproximando al vivac de Ecles

Talo aproximando al vivac de Ecles, con el pilar rojo de Broullinard detrás

Talo aproximando al vivac de Ecles

Talo aproximando al vivac de Ecles

Pablo y Talo en el vivac nuevo (el de arriba) de Ecles

Pablo en el vivac de Ecles

El glaciar de Brouillard

La aguja negra de Peuterey desde el vicac de Ecles
Echamos un par de siestas, derretimos mucha nieve para hidratarnos bien y comer durante el día. Por la tarde bajamos a ver la entrada a la vía que sale justo al lado del vivac antiguo, unos 50 metros por debajo del nuestro. A última hora de la tarde llegó una pareja de Austriacos con los que compartimos vivac y algo de conversación, ellos iban al Freney, aunque la meteo no era del todo buena para tener un dia de margen por eso nuestro amigo Roberto Muñoz que también fue componente del primer PROTAL (EJAM) no se vino con nosotros hasta Ecles para intentar el Freney, aunque a la semana siguiente subieron y lo escalaron.
Talo escalando en la Arista Innominata al Mont Blanc
Nos levantamos a las 2am y a las 2,30h. salíamos del vivac, nuestra sorpresa fue ver que la mayoría de cordadas del refugio de abajo habían salido ya y se veían frontales por la ruta. Salimos a la vez que unos ingleses pero ellos llegaron antes al glaciar, así que nos tocó "chupar rueda" en los largos de roca por la noche y perdimos algo de tiempo... pero en las campas superiores pudimos adelantarlos.

Amaneciendo con el perfil del final del Peuterey 

Pablo escalando en la Arista Innominata al Mont Blanc
Nosotros fuimos con una cuerda de 50m, 6 friends, dos piolets (uno técnico u uno recto) casi toda la vía usamos solo un piolet porque las condiciones eran muy buenas, hicimos todo con los crampones puestos.

Pablo escalando en la Arista Innominata al Mont Blanc

Arista Innominata al Mont Blanc y Peuterey a la izquierda

Arista Innominata al Mont Blanc

Talo escalando en la Arista Innominata al Mont Blanc
Después de los largos característicos del diedro y algo de espolón rocoso, se van alternando largos de trepadas, aristas de nieve, subidas y algunas bajadas por nieve y mixto, pero todo se va haciendo bien. Con mucho tiento porque hay bastante roca suelta, pero bien.

Talo escalando en la Arista Innominata al Mont Blanc

Pablo escalando en la Arista Innominata al Mont Blanc

Talo escalando en la Arista Innominata al Mont Blanc
Cuando estamos en la parte intermedia de la campa de nieve, llegan 4 italianos que venían como maserattis (creemos que desde el valle) y pasan sin encordarse a muy buen ritmo para estar a esta altitud... aquí aprovechamos para adelantar nosotros a la cordada de ingleses y salimos por el espolón de la izquierda, no seguimos por el corredor.

Pablo escalando en la Arista Innominata al Mont Blanc, este largo es el espolón de roca de la izquierda.

Talo escalando en la Arista Innominata al Mont Blanc
Cuando se termina el espolón rocoso de la izquierda, piensas que ya queda poco... te asomas y crees que ves la cima o la linea de la arita del Brouillard... pero todo eso siempre está más lejos de lo que quieres... se alternan campas interminables de nieve y algún  paso de roca. Poco a poco vamos haciendo.

Talo escalando en la Arista Innominata al Mont Blanc

Pablo escalando en la Arista Innominata al Mont Blanc

Talo escalando en la Arista Innominata al Mont Blanc

Pablo y Talo escalando en la Arista Innominata al Mont Blanc
Salimos a la arista y aún quedan unos tramos de roca, más sencillos. Llegamos a una ante cima del Mont Blanc de Cormayeur y gracias a que llevamos la cuerda con unos metros de más y vamos separados... Talo se sale un poco de la huella y se rompe una cornisa bien grande, yo me tiro para el otro lado y él se queda con una pierna en la parte sólida y se tambalea... nos pegamos un buen susto que hace que estemos un ratito para bajar pulsaciones... hemos tenido suerte!


Desde la cima del Mont Blanc

Desde la cima del Mont Blanc
Para mí llegar esta vez al Mont Blanc supone mucho más que una escalada, hace 22 años que subí por primera vez aquí con 25 años la misma edad que tiene Talo ahora en su primer Mont Blanc. Un cúmulo de sensaciones muy íntimas se precipitan al llegar arriba y salen en forma de lágrimas, lágrimas de felicidad por poder disfrutar de lo que más me gusta; la montaña, la familia y la amistad. Cuando este triángulo se da cita me colma un sentimiento de felicidad que hoy por hoy valoro mucho más que el oro, porque el único tesoro que realmente tenemos todos es el tiempo que tenemos para vivir y con quien lo gastamos.

Pablo y Talo en la cima del Mont Blanc
Gracias Talo por aguantar al "Her Director" que ya está un poco abuelo y refunfuñón algunas veces, ha sido un placer compartir contigo una aventura tan buena y hace tu primer Mont Blanc juntos, seguro que compartiremos más veces nuestra cuerda. Llegamos en menos de 9 horas a la cima y después de abrigarnos porque soplaba un viento gélido y comer algo empezamos la bajada por la normal, que en poco más de 4h llegamos al Tren, bajando a buen ritmo.
La bajada normal del Mont Blanc


Refugio Vallot

La famosa bolera

El Tren del Mont Blanc

Nosotros llevamos varios croquis, os dejo alguno aquí aunque hay mucha info en la web:
Croquis Innominata al Mont Blanc, nosotros seguimos el recorrido en negro
Croquis Innominata al Mont Blanc, en este se ve bien el corredor por el que sales al espolón rocoso de la izquierda.
Croquis Innominata al Mont Blanc, se ve muy bien lo que te queda cuando llegas arriba hasta el Mont Blanc de Cormayeur.

Croquis Innominata al Mont Blanc, nosotros seguimos el recorrido en amarillo

Croquis Innominata al Mont Blanc


Croquis Innominata al Mont Blanc

Los tracks los grabé con mi reloj Suunto pero hay veces que se vuelve loco:


jueves, 9 de julio de 2020

Travesía de los Drus, 900m D


Lucía escalando en la travesía de los Drus, con las Grandes Jorases al fondo

Como tercera actividad con el PROTAL, decidimos ir a realizar la travesía de los Drus. En principio íbamos 5 personas: Lucía, Tommy, Alex, Pablo Herráez y yo. Al llegar al refugio de la Charpua Alex no se encontraba bien y rehicimos las cordadas, así que subieron Herráez con Lucía y yo con Tommy.

Nuestra estrategia fue impuesta por la Meteo, el viernes daban posibilidad de lluvias a partir del mediodia así que el jueves 9 íbamos a subir cogiendo el primer teleférico hasta lo más alto posible, así que a las 9h. empezamos y a las 21h terminamos en la cima del Petit Dru con un fantástico vivac que cuando encendíamos el frontal nuestros compañeros desde Chamonix eran capaces de vernos.

Velasco, Luci, Herráez, Alex y Tommy a punto de coger el tren de Montenvers
Pateo por la Mer de Glace en busca de un bidón que marca la referencia para acceder a las escaleras de acceso al refugio de la Charpua que da acceso al glaciar para entrar en la vía de la travesía de los Drus.

Herraez accediendo a la escaleras de subida hacia la Charpua

Las escaleras interminables...

Aguille de la Republic, Charmoz, Grepón, etc. en frente de nosotros

Panorámica 
En la siguiente foto se ven unos palos que nosotros seguimos después del primer tramo de escaleras y que es mejor para ascender al refugio.

Imagen del Petit Dru + Gran Dru según subimos a la Charpua
El refugio de la Charpua con un bebé de unos 2 años, hijo de la refugiera.

Nos lleva unas 3,30h. llegar al refugio que está a unos 2.800m, allí reposamos un rato y nos comemos un buen bocata. Ahora nos toca cambiar a crampones y piolet para atravesar el glaciar de la Charpua que esta vez tiene buena huella y pasamos bien.

Atravesando el Glaciar de la Charpua para entrar en la travesía de los Drus

Atravesando el Glaciar de la Charpua para entrar en la travesía de los Drus

Vemos el corredor por el que descenderemos mañana a la derecha del Gran Dru

Atravesando el Glaciar de la Charpua para entrar en la travesía de los Drus

Atravesando el Glaciar de la Charpua para entrar en la travesía de los Drus

Atravesando el Glaciar de la Charpua para entrar en la travesía de los Drus

Entramos en la roca y la primera parte es fácil pero caen algunos proyectiles, ya son las 14h. de la tarde, pero avanzamos bien. LLevamos pies de gato y en esta primera parte Tommy y yo los utilizamos para subir por las placas fáciles, mientras Luci y Herráez van haciendo zig-zag, pero más o menos avanzamos a la vez hasta el collado que da acceso a la otra vertiente

Tommy y Velasco escalando en la travesía de los Drus

Tommy escalando en la travesía de los Drus

Tommy escalando en la travesía de los Drus

Tommy y Velasco escalando en la travesía de los Drus
Al cambiar de orientación tenemos que pisar nieve y nos ponemos las botas que dejaremos hasta la cima, realmente no son necesario los pies de gato pero es una decisión muy personal al igual que el material a subir; nosotros llevamos una cuerda de 50m por cordada ljuego de Totems hasta el rojo + C2 y C3, al terminar pensamos que realmente con 6 friends hubiera sido suficiente (quitar el totem negro y el C3).

Tommy escalando en la travesía de los Drus

Lucía escalando en la travesía de los Drus

Tommy escalando en la travesía de los Drus
Durante la escalada tanto Tommy como Lucía nos vamos alternando, la verdad es que son dos de los componentes del PROTAL que más motivados están y cada vez se mueven mejor en este tipo de terrenos alpinos.

Tommy escalando en la travesía de los Drus

Lucía escalando en la travesía de los Drus

Tommy escalando en la travesía de los Drus

Herráez escalando en la travesía de los Drus
Paramos a coger agua de alguna chorrera que hay por la pared, avanzamos a buen ritmo aunque es fácil despistarse en el itinerario... tenemos la suerte de que Pablo había hecho la vía hace un año (aunque gran parte de noche).

Lucía escalando en la travesía de los Drus

Lucía escalando en la travesía de los Drus

Montando nuestro vivac en la cima del Petit Dru
Todos nos abrazamos por conseguir llegar a la cima en menos de 12h. desde el Tren, ha sido una bonita escalada y hemos disfrutado los cuatro, una pena que Alex no haya podido acompañarnos. Avisamos al resto del equipo desde la cima que hemos llegado bien y que mañana prontito haremos el gran Dru y la bajada para que no nos pille la tormenta y para llegar a coger el Tren.

Herráez y yo nos fundimos en un abrazo con mucho sentimiento, desde que nos conocimos haciendo el curso de Técnicos Deportivos de alta montaña en Benasque nos ha unido una amistad muy intensa, con él he compartido miedos, dudas, muchas risas, anécdotas, en fin... la vida. Cada vez que pasa por Madrid suele venir a verme a mi casa que tb es la suya, cada vez que vengo a Chamonix me siento como en la mía. Desde que nos conocemos sabe que compaginar esta profesión con la familia no es nada fácil... bien sabe que estos dos últimos años han sido difíciles para mí a nivel personal y poder compartir esta ascensión juntos es un regalazo para nosotros.

Montando nuestro vivac en la cima del Petit Dru

Lucía, Tommy, Velasco y Herráez en la cima del Dru
Preparando el vivac en la cima del Dru


Lucía, Tommy, Velasco y Herráez en la cima del Dru

Atardecer en la cima del Dru

Tommy en la cima del Dru



Vivac en la cima del Dru

Vivac en la cima del Dru
La verdad es que es un lujo poder subir con una esterilla hinchable y un saco fino de plumas (500gr) para escalar es muy cómodo porque te permite moverte mejor y cuanto menos peso siempre mejor!

A la mañana siguiente nos ponemos en marcha hacia las 7,15h. hace bastante frio y vamos con todo puesto para bajar al collado y hacer la famosa Z del gran Dru, con su chimenea...
Después destrepe hasta encontrar el primer tinglado de rapel y después unos cuanto rápeles casi todos con un parabolt + clavos hasta el glaciar.

Herráez y Lucía escalando la Z del Gran Dru

En los rápeles de bajada del Dru hacia el glaciar de la Charpua

Bajando de nuevo las escaleras de acceso al refugio de la Charpua
Una vez llegados al refugio, recogemos todo el material y ya sólo nos quedan otros 1.000m de descenso hasta el Tren. LLegamos antes de las 16h., durante la bajada nos chispea en algún momento pero no llega a descargar. Al llegar al tren el Dru ya está cubierto por algunas nubes.

El Dru desde Montenvers

El Dru desde Montenvers
Los croquis que utilizamos para esta ascensión los sacamos de algunos libros que he comprado para tener y consultar en casa y unas fotos que hizo Herráez de los que hay en el refugio.

Croquis general de aproximación y descenso en la travesía de los Drus

Croquis general de aproximación y descenso en la travesía de los Drus



Croquis 1/2 travesía de los Drus

Croquis 2/2 travesía de los Drus
La famosa Z del Gran Dru

Croquis rápeles descenso desde el Gran Dru al glaciar de la Charpua

Los tracks que grabé con mi reloj Suunto se volvieron locos porque en pared no recibe muy bien la señal, pero quizá puedan servir de orientación...