lunes, 13 de junio de 2016

Infiernos - Collado de Pondiellos


Ascensión guiada a los Infiernos, dura jornada desde el principio con niebla, lluvia y viento que a 2.800m., en el collado de Pondiellos, hizo que fuera mejor retirarse y dejar la cima para otra ocasión, aprovechando esta actividad para repasar las técnicas de autodetención en nieve (pescadería) y la orientación. Os dejo unas fotos, como podéis ver mucha nieve aún en el Pirineo, desde 2.500m con crampones y piolet.

Pablo, Aurelio, Jesús y Pedro a punto de comenzar la jornada

Pedro, Jesús y Aurelio, las nubes amenazan lluvia que no tardó en empezar a caer

lloviendo durante la subida al collado de Pondiellos


Jesús esperando a Pedro para continuar la marcha 


Trepadas salvando los neveros
Canales de acceso a la zona de nieve superior

No hay más remedio que ponernos los crampones, arnés, caso y piolet para progresar por terreno nevado... sigue lloviendo.

Nos vamos orientando entre la niebla para conseguir llegar al collado de Pondiellos.


En el collado de Pondiellos, 11h. llevamos casi 5h. y 1.200m de desnivel.

Video en el Collado de Pondiellos

Con la poca visibilidad y el viento que hacía arriba, además del parte de la Meteo que teníamos que decía que el día iría a peor, la decisión era clara; bajamos.

Bajando empezamos a ver claros entre las nubes

Quitamos crampones, arnés, piolet y seguimos bajando.

Arriba muy malo, según bajamos... Ley de Murphy: mejora!

Parada en la mallata alta, sale el sol y la temperatura es agradable.

Pablo, Aurelio, Jesús y Pedro

En la mallata baja empiezan a abrirse claros por arriba.

Ya estamos cerca del Balneario

A las 14h. llegamos al Parking, 8h. de actividad

Al final sabor agridulce porque parece que no ascender a la cima, es no conseguir el objetivo, sin embargo hemos entrenado, nos hemos orientado, hemos subido en condiciones adversas que seguro nos dan experiencia para mejorar en próximas aventuras de montaña.  Saber decir que no a una cima tan cerca, pero a la vez tan peligrosa con ese viento, es un sabia decisión; la montaña seguirá ahí para poder subirla cualquier otro dia y disfrutarla como se merece.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada