jueves, 26 de noviembre de 2015

Vía Guirles-Campos a la visera (280m 6a+/A0). Riglos

Escapada exprés a Biescas con Alberto para realizar dos armarios empotrados en la casa rural de Oros, que en breve abriré allí. Como siempre que pensamos en estos planes, hay que aprovechar para escalar algo... y... ¿qué mejor que una visera?

Pablo, Xosé, Alberto y Alvaro antes de comenzar a escalar.
La idea inicial era subir el miércoles por la noche, montar los dos armarios el jueves y el viernes de vuelta a casa, parar a escalar en Riglos. Pero hablamos con Xosé, con Israel, con Rober, con Manolo, con Alvaro... íbamos a asediar la visera por todos sus flancos... finalmente sólo pudimos coincidir los 4 de la foto, el jueves por la mañana. Nosotros dos dormimos en la furgoneta del amor de 2 a 8am en Ayerbe, dando tumbos por el viento que azotaba nuestra cama rodante.  Quedamos a las 9h. en la pastelería y después de desayunar fuerte, subimos a Riglos.
Alvaro trepa hasta el comienzo de la vía Guirles Campos a la visera. Alberto y Xosé comienzan la Fiesta.
Más o menos a las 11h. empezamos a escalar las dos cordadas. Xosé y Alberto en la Fiesta del Bíceps. Alvaro y a la Guirles Campos, que ninguno de los dos conocíamos.

Alvaro escala el primer largo de la Guirles Campos a la Visera. Riglos
El primer largo te calienta los antebrazos rápidamente. Yo ya conocía los tres primeros largos porque había subido la Chinatown con Manolo en 2012.

Alberto escala el primer largo de la Fiesta del Bíceps a la Visera. Riglos 
Alberto comienza a escalar los primeros largos de la Fiesta. Él no venía a la visera (propiamente dicha) desde que hicimos la Zulu en 2007, también con Xosé.
Alvaro escala el segundo largo de la Guirles, Alberto monta la R2 de la Fiesta. La visera-Riglos.
Nosotros vamos a nuestro ritmo, como bien nos han enseñado en la Escuela de Alta Montaña de Benasque, somos minimalistas y efectivos en nuestros montajes de reuniones...

Segunda reunión montada con cordino de aramida en la Guirles Campos de la Visera. Riglos.
Mientras nuestros amigos disfrutando de los primeros largos de la Fiesta, aunque no se les oye reirse mucho....jejeje

Xosé y Alberto en la Fiesta del Bíceps, la visera, Riglos.

Xosé y Alberto en la Fiesta del Bíceps, la visera, Riglos.

Alberto escala el largo clave de la Fiesta del Bíceps a la Visera. Riglos 

Alberto escala el primer largo de la Fiesta del Bíceps a la Visera. Riglos 

Alvaro escala el tercer largo de la Guirles Campos a la visera. Riglos


Buril de la cordada aperturista de la vía.
El viento nos deja escalar, la temperatura es buena y tranquilamente vamos ganando altura. Alvaro hace el cuarto largo corto y me pasa el relevo. Ahora son largos con pasos de panzas, más o menos bien equipados aunque algunos pasos obligan o tienen alguna mala repisa debajo, hay que ir tranquilos... a veces hay buriles para acerar por un lado y parabolts por otro... navegar toca.

Alvaro remonta el quinto largo de la Guirles Campos a la Visera. Riglos

Alvaro remonta el quinto largo de la Guirles Campos a la Visera. Riglos

Alvaro remonta el quinto largo de la Guirles Campos a la Visera. Riglos

Alvaro remonta el quinto largo de la Guirles Campos a la Visera. Riglos
Por cierto los dos usamos los pies de gato Red Chilli que tiene Álvaro en Riglos con su proyecto de hotel-hamacas para probarlos, buenas sensaciones, aunque los míos me quedaban quizá un poco grandes.

Probando los Red Chilli en la vía Guirles Campos de la Visera. Riglos.

Alvaro remonta el séptimo largo de la Guirles Campos a la Visera. Riglos
El quinto y sexto largo los hice según marca el croquis, los tres últimos los uní en uno solo de casi 70 metros. El viento arriba era fuerte y no esperamos a nuestros compañeros. A las 15h. empezábamos a bajar de la visera por la canal directa. Nuestros compañeros bajaron por el circo de verano, así que nos tocó esperarles un rato en el pueblo.

Alvaro Novellón y Pablo Velasco después de escalar la Guirles-Campos a la visera de Riglos.

Xosé y Alberto en la cima de la visera después de escalar la Fiesta del Bíceps.
Contentos por haber podido hacer lo que más nos gusta y escalar cada uno una vía nueva para nosotros, recogemos los bártulos y nos vamos para Biescas a empezar a trabajar en los armarios empotrados...


Pablo y Alberto en el parking de Riglos después de escalar con los máquinas de Xosé y Alvarito.
Como siempre un placer compartir cuerda y aventura con los colegas. En breve nos tocará el esquí, los piolets y los crampones...

Croquis de la Guirles Campos de Juanjo Cano: www.paredesdelmundo.blogspot.com.es

Ahhhh se me olvidaba, para que conste que en 48 horas fuera de casa, nos dio tiempo a montar los dos armarios en la Casa Rural de Oros, que va viento en popa... pero esa es otra historia....



Armario pequeño de la Casa Rural de Oros. Biescas. Valle de Tena.

Casa Rural de Oros. Biescas. Valle de Tena.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada