jueves, 13 de diciembre de 2012

Via Ignatius al Yelmo (exprés)

Semana de curro a tope, había que salir a trepar, pero hoy era el único día que tenía hueco y el tiempo ya empezaba a torcerse.. así que hablé con Javi Martín (compañero en la FMM) para subir a la pedriza en formato exprés porque el tenía que estar a las 13h. en el aeropuerto...
La gran cañada entre tinieblas... fresco.
Le llamo a las 8h. y está pegao a las sábanas... cuando llego a su casa del Boalo, chispea, pero hoy vengo supermotivado y consigo "engañarle", si subimos y está mojado, nos bajamos y así por lo menos entrenamos algo... Me ofrece un té y va tranquilo... me temo lo peor, porque después querrá ganar tiempo al tiempo... y eso, subiendo, es jodido. Pero Javi es un "tigre de las nieves" y cuando se pone a tirar... hay que atarle en corto.
Javi remontando el primer largo, largo, 65 metros.
A las 9,23 empezamos a andar desde Canto cochino, enseguida perdemos el frio y ganamos altura. Pero podemos ir hablando... no está mal, es la supercompensación de llevar tiempo sin hacer nada... es decir, ir descansado... mañana seguro que mis piernas se quejan. En 48 minutos estamos en la pradera del Yelmo.
Javi llegando a la primera reunión que hicimos.
La idea era hacer la Guirles o la Yan San Po, pero estaban muy mojadas, así que nos acercamos a la zona de las vías más fáciles del sector izquierdo (por donde luego se baja) y pudimos meternos en la Ignatius que lleva químicos, aunque la pared estaba húmeda se dejaba escalar. Hacía frio porque el sol no salía a saludarnos...
Javi saliendo en el segundo largo
Con este frio mejor no parar mucho, así que en dos largos de cuerda llegamos arriba. Mar de nubes y el sol hace su aparición, una gozada!
Javi asegurando a la espalda y disfrutando del paisaje y del sol.
Pablo llegando a la segunda reunión
Equipo ligero, una cuerda, 10 cintas, 3 mosquetones de seguro cada uno y un casco. Bajamos por la valentina, con cuidado porque hay zonas que tienen agua y puede haber hielo.
Javi destrepando por la Valentina
En poco rato estamos a pie de la via, nos cambiamos de nuevo las camisetas y empezamos a bajar. En la bajada nos emocionamos y empezamos a correr como las cabras "tooo locos", así que en 24 minutos de reloj, llegamos de nuevo al coche. En total 2,23h. para todo, lo he grabado en el Runtastic.

Esta es una forma que me gusta de entrenar, lo pasas bien, escalas un poco, sudas, te ries y charlas con los colegas... ¿qué más se puede pedir?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada