domingo, 4 de abril de 1999

Petit Vignemale. Via de los seracs


Primer intento al GAUBE. Lo cierto es que nuestra intención era hacer el famoso corredor, pero las condiciones y el sentido común hicieron que nos decantásemos por la via de los Seracs al Petit Vignemale. El viaje memorable de los del pequeño "micromachine" el peugeot 107 de Jorge que tantas palizas le metimos en aquellos años a los pirineos.

La primera vez que subes a la cara norte del vignemale en Invierno alucinas, para nosotros es una de las zonas más salvajes de los pirineos y el ambiente es severo, impresionante.

después de preguntar en el refu a unos vascos y de enterarnos que las condiciones no eran las mejores para el Gaube, decidimos ir a la via de los Seracs del Petit Vignemale. Allí disfrutamos de una escalada mucho más sencilla pero con su ambientecillo.

Tanto nos animamos después de los seracs que tiramos de frente, sin encordarnos, hasta la cresta y al llegar allí y no verlo claro para continuar, decidimos dar la vuelta y seguir la traza que había en dirección a la cumbre del Petit.

Así que improvisamos un rapel desde un bloque y retomamos la traza original que no debíamos haber perdido... mejor camino conocido que atajo por descubrir...

Finalmente hicimos cumbre y bajamos por la normal hasta el refugio. Contentos pero con la mente puesta en volver y hacer el GAUBE avandonamos este lugar mágico, el macizo del vignemale que nos vería volver unas cuantas veces más hasta lograr el más famoso de los corredores del pirineo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada