sábado, 22 de noviembre de 2008

Pedriza Mágica. Las Buitreras con Papila y Jesús Gálvez

Aunque pueda pasar este post por un poco rollo para algunos, habrá otros a los que creo que os gustará leer lo que a cualquiera le puede suceder en la Pedriza. Es un lugar fantástico por las formaciones rocosas, por las aventuras que allí hemos corrido y las que nos quedan por correr, por el aire y también por las personas que allí te puedes encontrar…

Un finde de mayo de 2004, con la previsión del tiempo en contra, pero el ansia de escalar, decidí subirme al Yelmo por el collado de la dehesilla, dando una vuelta, los colegas no querían venir porque “seguro que llueve”, así que sólo me fui.
Al llegar al collado contemplé un maravilloso mar de nubes, al llegar al rompeolas me puse mis gatos y el arnes para trastear un poco por las vias fáciles y coincidí con otro que también estaba trepando por allí en sólo. Empezamos a hablar y me comentó que había conocidos suyos en la pradera dando un curso y que podríamos pedirles una cuerda y algunas cintas para escalar… ¡cojonudo! Al bajar le llamaron “Papila” y a mi me sonó el nombre. Me propuso ir a hacer la Gálvez del Yelmo, para mi una vía mítica que no había hecho, así que le dije que si él hacía el primer largo (6c), yo intentaba el segundo (V+). Con 6 cintas (algunas cosidas por el propio Gálvez), 2 mosquetas de seguro y una cuerda, entramos en la via. Papila hizo el primer largo sin problemas y yo de segundo (no sé si por no quedar mal, apreté bien y me salió, otras veces que ido a hacerlo lo he hecho bastante peor). Al llegar a la primera reunión empezó a chispear y nos tuvimos que bajar. Nos dimos los teléfonos y me fui más ancho que alto por haber escalado con uno de los aperturistas de la pedriza.

Al finde siguiente, con el subidón de haberle entrado a la Gálvez, quedé con Alberto y Jorge porque les dije que sí podíamos hacer el primer largo, podíamos con el resto… Ellos dos se lo curraron para llegar a la primera reunión y me tocó salir a mi. Chapé las 4 chapas que tiene en diagonal derechas y no veía la siguiente, por exceso de confianza no había ni mirado los croquis, así que me tiré hacia la izquierda desde la cuarta chapa, hasta que no pude continuar más, porque la roca estaba sucia… caida de bastantes metros, zancadilla de mi propia cuerda con voltereta hacia atrás y rotura de casco. La pradera del yelmo en silencio total. Me raspé bastante pero no me pasó nada grave. Hace un par de años volví y la hice entera, pa sacarme la espinita…
Con Papila he coincidido casualmente otra vez en el Peñon de Ifach y en el Ponoig.

Este invierno hemos hablado alguna vez para escalar en la pedriza, así que quedamos este sábado en cantoco para ir al Pájaro. Hacía viento y decidimos ir a las Buitreras. En el Tolmo nos encontramos con Jesús Gálvez que iba con dos colegas y subían para las oseras, Papila y él han escalado en cordada, hacía años que no se veían, así que subimos juntos y se vinieron a las buitreras al solecito.

Una mañana fantástica en la que escalamos algunas clásicas de la zona; primero la Guirles en un solo largo, después hicimos el “Espolón Carlos Frías”, mientras Gálvez y Alberto hacían la “Me cago en el amor”, estas dos fueron abiertas por Papila y están reequipadas con parabolt y descuelgue.

Nosotros fuimos a hacer la Herreros en 2 largos, yo hice el primero que es fácil y muy bonito. Después hizo Papila el segundo largo, que tiene un paso raro que me costo a la salida, además de bastante pestilente por las cagadas de los Buitres.

Mientras, Gálvez y Alberto hacían la “Fisura follarín del monte”, fisura limpia abierta por Papila, con una buena foto desde nuestra posición:
Por último, Papila unió el primer largo de la "Herreros" con el segundo de “Las tetas de mi novia…" yo recuperé el largo. Es una via preciosa, aunque evitamos el primer largo de "Las tetas..." bastante más duro (también abierta por Papila), de esta manera sale un largo de 40 mts. muy guapo de autoprotección. Después lo repitió Gálvez con Alberto de la misma manera.

Comimos un poco y charla con dos pioneros de la pedriza y grandes aperturistas. 

Papila y yo nos bajamos a cantoco, ellos se subieron a las oseras.
Saludos a todos y espero que pronto volvamos a coincidir.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada