lunes, 1 de septiembre de 2008

Espolón Frendo Aguille du Midi. Chamonix 2008.


Hacía bastante tiempo que no volvíamos a la “meca” del alpinismo, exactamente la última vez fue en el verano del 2003, cuando nuestra intención era hacer el Frendo y aquella vez no había buenas condiciones…. Jesús ese año no nos pudo acompañar porque nació Laura (la primera del grupo de los enanos). Este año nuestra apuesta era mucho más pretenciosa… queríamos hacer la Walker , eso si, desde casa todas las montañas parecen más accesibles, más sencillas, menos imbatibles...

Después, cuando te situas debajo de ellas, todo cambia y aprendes lo que no está escrito en ninguna de las miles de reseñas, libros, croquis, etc.
Salimos el domingo a las 6h. desde sanse, recojimos a Jesús hacia las 10h. en Lerida y continuamos con alguna parada para comer hasta Chamonix. Llegamos a las 20h. después de 1.450 Kms, 80 € en peajes y 150€ en gasoil. El viaje nos avisaba de que no iba a ser barato. Encontramos alojamiento en el “VAGABOND” un garito a la entrada de chamonix que ofrecía literas por 15€, dormimos los 3 en una habitación de 4 por 21€ por persona, el desayuno subía 6€ más, que al final era más interesante que  desayunar fuera.

El lunes nos acercamos a la casa de alta montaña de chamonix para ver el parte del tiempo y las últimas piadas. Hasta ahora nadie había dejado piada de la “Walker” y las condiciones de nieve y avalanchas recientes no indicaban que fuera buena idea escalarla. Sin embargo, el Frendo si tenía alguna piada, es más, Roy de Valera la había ascendido en tan sólo 7h. hacía un par de dias y daba como buenas las condiciones el espolón. Así que pensamos que escalar los 1.200 mts. de desnivel que separan el Plan de la Agullie de la Aguille du Midi serían buena idea para aclimatar… 

Después de pensar en qué estrategia sería la mejor para el Frendo, decidimos que nos merecía subir la comida y agua, y dormir en el refugio de Plan de la Aguille por 15€, el ref. que lleva una señora mayor y que atiende perfectamente; superlimpio y con edredones en las camas. Desayunamos a las 4h. y salimos para aproximarnos al espolón. Nos perdimos y subimos demasiado hacia la izquierda, nos metimos después en un caos de grietas, donde tuvimos que realizar algún rapel para flanquear por debajo de todos los seracs que dominan la cara norte de la Aguille du Midi y alcanzar el cono de entrada (tardamos 3 h. en vez de 2h.).

Por fin hacia las 7h. entramos en las primeras gradas de roca fácil y descompuesta. Nos quitamos las botas y crampones y empezamos la trepada con gatos para “ganar tiempo” aunque nos dimos cuenta de que realmente no son necesarios. Más o menos escalamos a la par de una cordada de 2 ingleses que entraron al espolón antes que nosotros sin perderse. Les adelantamos hasta que tuvimos que sacar las cuerdas y hacer los primeros pasos de IV+ antes de subir a la arista.

Nos encordamos en ensamblé de 3, y fuimos ganando metros, aunque los ingleses nos adelantarón. La escalada al principio es sencilla con roca mala en la parte inferior y va ganando “patio” y dificultad con la altura, mejorando la calidad, a la vez que vas subiendo metros. Llegamos al diedro que tiene el paso característico de V/V+ con un par de clavos, bien asegurado, salió bien. Después realizamos un par de largos en torno al IV+ mantenidos y disfrutones. Aunque el horario que llevábamos era más lento que el que nosostros esperábamos, salimos a la arista de nieve hacia las 15h.

Normalmente la arista se hace rápida y se aseguran los últimos largos en la roca del riñon de piedra. Empezamos sin encordarnos, yo primero, Jesús en medio y al final Alberto. Al salir a la cresta y enfilar hacia el riñon de roca, cada vez se hacía más empinada la cuesta, y el hielo más duro, antes de alcanzar la roca, monté un reunión con los piolets y esperé a que llegarán mis compañeros para utilizar los tornillos que llevaba Alberto en la mochila….

Continuó Alberto y después Jesús que alcanzó la roca y montó reunión cañonera. Con tres largos, largos (algo más de 60 mts. en alguna tirada) llegamos a la salida de la via. Ya eran las 18h. y no llegamos a coger el último teleférico, así que bajamos al refugio de los cosmicos y pernoctamos allí.

A la mañana siguiente hicimos la arista de los cosmicos para subir a por el teleférico. El miércoles en chamonix descansamos y nos encontramos con Xosé, Matu, David y María que habían llegado desde Huesca.

Xosé y Matu esa misma tarde subieron para hacer el jueves el Frendo. Nosotros no nos decidíamos por ir a hacer algún corredor o algo de roca. Al final hubo escisión (de buen rollo) y Jesús decidió ir al Mont Blanc él solo por el Gouter. Alberto y yo subiríamos al Plan de la Aguille a hacer la arista de los Papillons que nos había recomendado Xosé.

El jueves por la mañana llevamos a Jesús y nosotros subimos a dormir en el refugio de la abuelita, pero estaba completo… así que nos tocaba bajarnos en el dia porque en la mochila llevamos lo justo para escalar. Llegamos a pie de via a las 13h. Como casi todo aquí, tardas en darte cuenta, de que aristas, collados, puntas, etc. No están tan cerca como las ves y hacia las 16h. llevabamos la mitad de la arista, entraban nubes y decidimos bajarnos por un escape para coger el último teleférico. 
En chamonix nos vimos con Xosé y Matu que habían tardado 9 horas en completar el Frendo y nos confirmaron “que era una via de las que hay que hacer”. Hablamos con Jesús que asistió a varios recates en la normal al Gouter por caidas de piedras… así que decidió no seguir y bajar al dia siguiente. El viernes nos reunimos los 3 de nuevo y después de trepar algo en las escuelas de chamonix regresamos. El sábado por la mañana dejamos a Jesús en Lérida y al mediodia llegamos a Madrid.

Xosé y sus colegas fueron hacia el Paradiso e hicieron la siguiente semana la Norte directa, después fueron a Cervinia pero el mal tiempo no les dejo hacer la Lion al Cervino….  

Como siempre, la semana con los colegas lo mejor, la via una experiencia única. Y una  pena que no hayan venido Jorge y Fernan. Chamonix por las nubes de caro y hay que entrenar más... , la Walker no se va, nos espera…. Y muchos más proyectos increíbles.

Para el Frendo utilizamos 2 piolets, gatos y crampones por persona, 2 cuerdas de 9 x 60 mts, 8 cintas, 6 friends, un juego de figureros y 3 tornillos (echamos en falta un par de tornillos más, porque había hielo antes de llegar a la roca). Para cordadas de 2 mejor llevar una sóla cuerda para ensambles y como dice M.T. "rápido y ligero". La reseña en www.caranorte.com

Albaerto Cano, huyendo en bicicleta.

  SE BUSCA A ESTE INDIVIDUO. 
POR FAVOR SI LO VEIS AVISAR PRONTO A LA GENDARMERÍA.
MEJOR NO ENFRENTARSE A ÉL, ES PELIGROSO Y PUEDE IR ARMADO.


Coñas a parte, os dejo el enlace del video que montamos para las Jornadas de Montaña del Candas donde aparecealgun fragmento de la escalada del Espolón Frendo:


También os dejo más fotos del Espolón Frendo en el Picassa:

No hay comentarios:

Publicar un comentario