lunes, 3 de marzo de 2008

Murciana al Pisón. Riglos

Por fin pudimos conseguir el reto que nos habíamos propuesto hace ya un añito, escalar la sur del Pisón. Este fin de semana nos ha dado "vida", y es que, afrontar estos retos con la ilusión, el nerviosismo, el miedo, y las ganas de superarnos, nos ayudan a conocernos mejor y nos regalan, como alguien dijo, "esos gramitos de libertad" que nos dan las montañas y sus escaladas...

Salimos de casa el sábado a las 22h. Alberto y yo en su nueva furgo tope luxury que lo flipas. A la 1,30h. de la madrugada levantámos a Xosé de la cama, el Master, fiel a sus costumbres ancestrales gallegiñas, vestía su pijamita de franela y su cara de no haber roto un plato…. a veces, entre sueños, fala galego o cuando se enfurruña como un mono, también utiliza vocablos ininteligibles para nosotros "los madriles". Total, que el despertador a las 8h. del domingo, no nos dio tregua y a las 9h. estábamos en la gasolinera de salida de Huesca dirección a Pamplona. Jesús nos esperaba recien llegado de LLeida. Todos juntos en amor y compañía y con un dia estupendo, fuimos a por el Pisón, en los Riglos.


Dos cordadas; por un lado Alberto y yo a por la murciana, por el otro, Xosé y Jesús entraron por la Vicente Inocente a la izquierda de la nuestrra (la única con anclajes químicos en el pisón).
El primer largo es fácil aunque tiene algunos alejes majetes, en general la via tiene buenos bolos, aunque en algunos sitios empiezan a estar un poco pulidos, y con tan buenos cazos los paraboles alejan. Hay sitios donde existen aún, antiguos buriles que se utilizaron para la apertura, pero las presas mejores están por otros sitios, así que es mejor estar atentos y “leer” bien el trazado en vez de buscar sólo las chapas.


La via tiene bastante patio, aunque las reuniones en general son cómodas, es posible bajarse en cualquier momento, aunque después del largo de 6c, casi es más rápido salir por arriba.
Nuestra idea era encadenar la via, pero siendo realistas, es muy pretencioso venir a riglos una vez al año y sacar largos de 6c a vista… así que tuvimos que hacer algún reposo y algún acero que otro.




Después los 2 últimos largos son panzas rigleras que ocurre algo parecido, se acaban los bolos y los pasos hay que negociarlos como se pueda… aunque en general estábamos muy contentos porque en 4,30h. subimos los 2 a la cumbre del Pisón con un proyecto más en la espalda. Eso sí, nerviosos porque ya mismo terminamos un proyecto, hay que pensar en uno nuevo, quizás un poco más pretencioso y difícil (se van a acabando las gangas!!!)...



Bajamos al collado del pisón. Nuestros compis viendo el percal de la Vicente, más exigente que la Murciana y con alejes serios, se bajaron del segundo largo y se fueron a hacer la Doctor Infierno en el macizo del pisón, con panzas rigleras de hasta 6b+. Nos juntamos los cuatro y bajamos por la cara norte en 3 rapeles hasta el suelo.



Cervecitas en el bar de abajo y despedida en Huesca hasta la próxima, como siempre un verdadero placer compartir estas experiencias con los amigos de verdad.
Llegamos a casa justo a las 22h. del domingo, es decir, 24horas exactas fuera del hogar…

Nosotros hicimos la via en 8 largos, que a nuestro parecer y teniendo en cuenta que no somos asiduos de Riglos propondríamos la siguiente graduación:

L1: V con una paso de 6a+
L2: 6a con algún paso un poco más duro
L3 (segun el croquis hicimos el 3 y 4 juntos) saldría de 6a
L4 y L5 6a
L6 es el más difícil con 6c
L7 son panzas en las canales grises 6b+
L8 panzas finales 6b+

Croquis Murciana al Pisón. Riglos






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada