lunes, 31 de diciembre de 2007

Ultima semana de 2007 en el Valle de Tena y Guara


Buena salida del 2007. La semana empezó pasadita por agua en Calpe, el 22 y 23 de diciembre no paró de llover, pero el 24 a la mañana nos dio una tregua y como había quedado con Papila pudimos meternos en el Peñón. Hicimos los 2 largos de “Me estoy quedando sin yemas” y salimos por un largo con fisura de “PP Ecológico” y otro más de la “Costa Blanca”. Desde encima del gendarme rapelamos al suelo y cervecitas, al final en vez de llovernos, salió el sol y casi nos tostamos. A la noche, después de la cena de nochebuena, vuelta a los Madriles.

 
El 25 comida familiar y por la noche a dormir a Huesca con el Yoryo, en el salón de Xosé. La idea era meternos en la Norte del Anayet, pero al llegar al parking el 26 por la mañana el dia estaba cubierto y venteado, así que fuimos a ver si había algo por Panticosa y terminamos en Izas. Nos metimos en la Notre Dame , pero el hielo era malo, hueco, roto, así que nos bajamos. 


Vuelta a Huesca y al dia siguiente Jorge y yo intentaríamos el Corredor María José Aller. Como siempre Yoryo suele hacerse el remolón para madrugar, pero una vez en harina, es como un tractor diesel, se va calentando y va tirando sin problemas, lleva más de 2 meses sin entrenar y aguantó como un toro. Empezamos un poco tarde, pero el dia fue abierto y fresco, la nieve sin transformar nos ralentizó mucho la marcha y sin huella tardamos casi 5 horas hasta el primer resalte, después para llegar al segundo también nos dieron casi las uvas, así que a las 16h. decidimos bajarnos con un par de rapeles y destrepando. La idea del vivac estuvo en mente, pero de mutuo acuerdo vimos que lo mejor sería dejarlo para condiciones más favorables. Ahora abrir huella ya no nos motiva tanto como cuando empezábamos a salir al monte, que parecía que si no sufrías, no escalabas.

Al día siguiente y después de una cena memorable en Huesca, quedamos con Jesús que venía de Huesca para acercarnos a Canal Roya. A las 7,30 le recojimos cerca de Nueno y subimos al Portalet, allí estaban Tino Taín y su colega durmiendo en la furgo, que se animaron y subimos juntos. Las cascadas estaban muy bien formadas, así que le metimos a “Os diaples de Panti”, Jesús hizo el primer largo y yo el segundo. Rapelamos y en el segundo rapel dejamos instalado un toperrope para hacer el chupón que colgaba hasta el suelo… disfrutamos un buen rato y para Huesca a coger el AVE de las 19h. para que Jorge volviese a Madrid. Yo cambiaba a mi compañero de cordada por mi chica, que también llegaba en el AVE de las 21h.


Silvi apareció entre la multitud de la gente que “vuelven a casa por navidad” y fue un bonito encuentro, como si hiciese mucho tiempo que no nos veíamos, como enamorados que somos… cenita con Xosé en el restaurante vegetariano La Olivera (974270851) del pueblo de Nueno, totalmente recomendable. 
Después nos fuimos a la posada de la Lola en Buera (sierra de Guara), para escapadita romántica. EL sábado nos levantamos para hacer el Tozal de Guara, aunque también empezamos un poco tarde a caminar (11,30h.) y la ascensión es larga, calculo que unas 3,30-4h. para unos 1.300 metros de desnivel. Así que pateamos hasta el collado de Petreñales y con las vistas del Pirineo y de la cara norte del Tozal nos dimos un festín de frutos secos y nos volvimos al coche, para disfrutar de nuestro retiro en la Casita Rural. Cena de lujo a las 21h. y durmiendo más de diez horas seguidas. 
Por la mañana del domingo fuimos a pasear por Alquézar y vuelta a casa a por los cachorros. 


Para rematar la semanita, mi compañero Alberto tenía sacados los dorsales para la San Silvestre de Madrid (10 Kms.), así que nos ha tocado sufrir para llegar casi por debajo de los 40 min., es que sin entrenar casi hechamos el higadillo…
pero mereció la pena, entramos dentro de los 1.000 primeros, teniendo en cuenta que corrian más de 20.000 personas. 

Salud para el 2008.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada