domingo, 8 de agosto de 2004

Cresta del Alba. Pirineos

Otra de las crestas más bonitas que hemos realizado. Unos años antes intentamos acceder por el valle de cregüeña a esta arista, con material de vivac, hornillo, etc. aquella vez entró mal tiempo y no pudimos escalarla...
Aproximación a la cresta del alba. Pirineos
Esta vez la expedición era más ligera y rápida. Jorge y yo fuimos a Benasque a cenar y dormimos en el audi de Jorge al lado del Hotel que hay en los baños de Benasque. Jesús y su amiguete aparecieron a las 7h. y empezamos a subir. La aproximación no la recuerdo muy dura, creo que en un par de horas estábamos comenzando a escalar.
Jesús asegurando en el comienzo de la cresta del alba. Pirineos
Al comenzar la cresta hay un paso de entrada delicado protegido con un espit. Después interesa manejarse bien en la técnica del ensamble para progresar con rapidez. Nosotros llevamos una cuerda de 30x8 en doble a 15 para ir laceando algún bloque.
Pablo en un paso aéreo de la cresta del alba. Pirineos
Algunos pasajes aéreos pero en general hay buena calidad de roca, no es necesario el uso de gatos porque más menos la escalada es evidente.
Jorge asegurando en reunión con 2 fisureros. Cresta del Alba. Pirineos
Salvo al comienzo y un diedro característico que hay que escalarlo y montar reunión, el resto se hace bien al ensamble. Jorge asegura en la reunión montada con 2 fisureros.
Pablo escalando el largo característico de la cresta del alba. Pirineos
El largo es muy guapo y disfrutón, será IV+ protegido con algún clavo.

Jesús, Jorge y Pablo en la cumbre del pico del Alba. Pirineos
Desde la cumbre tenemos una espectacular vista de toda la cresta y de la que viene de las Maladetas. Alguna vez haré la integral desde salenques hasta aquí con algunos vivacs en las cumbres... me parece un proyecto muy chulo. La bajada por el pedregal y vuelta al coche. Esa misma noche dormimos en Madrid.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada